La calidad de nuestros mezcales radica en su elaboración artesanal, misma que asegura la obtención de las esencias del agave, sus aromas y sabores milenarios

proceso-img1.1

El don de la paciencia

SELECCIÓN DEL AGAVE

Tras años en la tierra, los agaves cuya madurez permita un destilado de calidad son seleccionados, pudiendo haber transcurrido ocho años como es el caso del Agave Espadín, o hasta veinticinco en el caso del Agave Tepeztate.

Buscando el corazón

JIMA DEL AGAVE

Cuando el maguey está a punto de generar el quiote o cuando éste ha comenzado a crecer, se procede a la jima que consiste en cortar las pencas y raíz de la planta, conservando únicamente su piña misma que ha concentrado la mayor cantidad de azucares.

proceso-img2
proceso-img3

Sazonando los sabores

COCCIÓN

Las piñas de los agaves son cocidas en hornos cónicos bajo tierra, utilizando leña, piedras vírgenes de río, y bagazo húmedo de maguey; las piñas del agave son cubiertas para evitar la entrada de oxígeno, siendo así como logran su cocción durante tres días, desprendiendo los aromas dulces de la planta.

Extraer el elixir de vida

MOLIENDA

Los trozos grandes de la piña son cortados o rajados en trozos más pequeños, que serán colocados en la tahona de piedra, y con la ayuda de un caballo o mula se inicia la molienda que permitirá obtener los jugos y fibras del agave.

proceso-img4
proceso-img5

Asentando los arómas

FERMENTADO

A temperatura ambiente, en tinas de madera se vierten los jugos y fibras del agave, añadiendo grandes cantidades de agua y dejándolos en reposo durante 6 y hasta 10 días, a fin de transformar de manera natural los jugos en mostos fermentados, cabe destacar que la calidad del agua utilizada en este proceso incide de manera considerable sobre el sabor del producto final.

Extrayendo el alma

DESTILADO

Con la ayuda de alambiques de cobre se realiza la destilación, proceso que debe ser vigilado cautelosamente para obtener la temperatura ideal que dará como resultado una salida delgada y continua de mezcal, mismo que será refinado en una segunda destilación para alcanzar los sabores y notas del mezcal deseados.

proceso-img6
proceso-img7

Elixir de vida

COMPROBACIÓN DE LOS GRADOS DE ALCOHOL

Durante el proceso de destilación se comprueban los grados de alcohol. Con la ayuda de un carrizo se arroja el mezcal sobre una jícara, de esta manera se observa la formación de un aperlado que indicará y guiará la graduación final ideal del mezcal.

Al tratarse de mezcales certificados el grado alcohólico volumétrico es comprobado rigurosamente por alcoholímetro.

Copyright © 2015 DISEÑO & PROGRAMACIÓN . CIRIS & MANUEL HDZ.